Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar

CÉLULAS DE SANGRE DE CORDÓN UMBILICAL
BANCOS DE SANGRE DE CORDÓN UMBILICAL

La sangre de cordón umbilical puede ser donada a un banco público de scu para su eventual conservación y posterior aplicación en transplante, a favor de un paciente compatible no emparentado, o puede ser conservada en un banco familiar de scu, para eventual uso futuro de su hijo o familiar compatible.

Donar o conservar la sangre de cordón umbilical de un recién nacido es una decisión privada que los padres deben adoptar después de consultar con su médico y con aquellas instituciones que puedan prestar el servicio de donación o depósito privado, y tras una reflexión autónoma no sometida a condicionamientos externos

BANCOS PÚBLICOS DE SANGRE DE CORDÓN UMBILICAL

Los Bancos Públicos de scu conservan y distribuyen muestras de scu para el tratamiento de personas con enfermedades susceptibles de trasplante o para su uso en investigación con células madre. Las muestras de scu son inventariadas en un Registro de tejidos tipificados, con absoluto anonimato del donante.

Entorno al 50% de la donaciones recibidas por los bancos públicos tienen un volumen insuficiente para su conservación y aplicación universal, siendo desechadas o utilizadas para fines de investigación.

Si usted dona la sangre del cordón umbilical de su hijo a un banco público, su donación podría salvar una vida, pero usted no tiene ningún derecho ni garantía de disponer de dicha sangre para su uso familiar. Los transplantes son anónimos y al paciente receptor no se le suministra información alguna sobre el donante. La muestra donada es propiedad del banco público.

Antes de aceptarse una donación, el donante necesita completar un proceso de evaluación destinado a detectar desórdenes genéticos o enfermedades infecciosas que descarten la viabilidad de la donación. Asimismo, y no obstante la evaluación positiva, la extracción y recogida de la sangre queda a criterio del banco público o del centro de recogida.

BANCOS PRIVADOS DE SANGE DE CORDÓN UMBILICAL

Los bancos familiares de sangre de cordón umbilical conservan la sangre preservando la plena identidad del donante y el uso privativo de la misma, permitiendo con ello que la familia pueda disponer de dicha sangre, si fuera necesaria para su uso terapéutico, en el tratamiento del donante o de un familiar compatible.

Los padres tienen la custodia de la sangre hasta que el recién nacido alcanza la mayoría de edad. La sangre puede ser requerida por el recién nacido donante, o para su aplicación a un familiar compatible, habitualmente un hermano.
Estudios médicos y científicos revelan que existe una menor incidencia del rechazo y una mayor tasa de supervivencia cuando la sangre de cordón umbilical procede de un donante emparentado.

Sin embargo, no existe una garantía absoluta de que la sangre conservada pueda ser utilizada en todos los casos. Los padres deben consultar con un facultativo para disponer de una respuesta específica a su situación o problema de salud.